viernes, 4 de diciembre de 2009

Changes and revelations

La Persona Más Tranquila del Universo es un ser feliz, y, por tanto, hace feliz a los demás. No se despega de su sonrisa, siempre tiene una buena palabra o un chiste, siempre tiene un abrazo que ofrecer, que te hinche el alma hasta límites cósmicos.

La Persona Más Tranquila del Universo me narró esta semana una muy mala noticia: le habían diagnosticado a un familiar cercano un cáncer.

La Persona Más Tranquila del Universo me enseña cómo te cambia los planteamientos una sentencia que apenas dura tan solo unos segundos. Cómo tus deseos estallan, tus nervios se crispan, cómo tus prioridades se reordenan, como ya no tienes ganas de correr, como aprietas cada abrazo como si fuese el último, como ahora cualquier problema que parecía ser el más grave del mundo se convierte en una nimiedad.


La semana que viene voy a hacerme un TAC debido a mis recientes mareos y bajadas de tensión, cuasi desmayos. A lo mejor no me queda mucho, ¿quién sabe? Nada es eterno, ni lo serán estas circunstancias. No hay que perder más tiempo en pamplinas.

3 comentarios:

gons dijo...

niño, informa, que me has asustado, anda, gracias, un abrazo

Leo dijo...

Iyo, lo mismo te digo...Parece mentira que curre a diario contigo y me tenga que enterar por esto de que te dan esos flatos.

Espero que sea un susto nada más. Ánimo!

Javio dijo...

Mucho ánimo