miércoles, 29 de julio de 2009

The end? Or endlessly?

Ahora que veo el final cerca, con el proyecto fin de carrera a punto de entregar, recuerdo cómo han sido de duros todos estos años.

Cuando desde ¡siempre! no se está acostumbrado a hacer algo, cuesta modificarlo. Al principio, inexperto ante las nuevas estaciones que me acontecían, creía que con estudiar una hora sería suficiente... hasta que me encontré con la decepción de frente, golpes duros de la vida. Poco a poco, con tesón, con los años, aprendí a entregarme más y más, a echarle horas a los libros, a aprender, aunque por supuesto necesité la ayuda de mis allegados. Uno no aprende por inercia. Para saber siempre hay que escuchar antes. Era un objetivo que quería conseguir. Era mi vida futura lo que buscaba.

Aprendí a cambiar por la causa, y al final parece que merecerá la pena.

Sed fuertes, y luchad por lo que queréis. Si tenéis que cambiar vuestros métodos, hacedlo. Se trata de ser feliz, de ir en busca de la felicidad;sí, como la durísima película protagonizada por Will Smith, donde sale la cita simple y cierta: Si quieres algo, ve a por él.

1 comentario:

gons dijo...

Nene, me alegro mucho, y a seguir luchando por ello, por lo que queda por venir. Un abrazo