jueves, 12 de marzo de 2009

Ya solo habla de amor


"Las mujeres (que por otro lado son más torpes que los bueyes), saben muy bien cuándo alguien las quiere por encima de otra cosa, y a ese amor por muchas vueltas que le den las pobres es muy difícil renunciar.


También los hombres son más torpes que los bueyes pero los hombres, los pocos hombres que de verdad quieren, cuando de verdad quieren no están pensando en nada más. Para los pocos hombres que todavía se enamoran, el amor es un fin, no un medio, y no lo van a canjear por nada. Y cuando les prohíben seguir queriendo se detienen, porque ya no saben hacer otra cosa."


Ray Loriga – Ya solo habla de amor

1 comentario:

b dijo...

El problema está en que no piensan en nada más. No puede llevar la otra persona todo el peso de la relación. No basta sólo con quererse.

(Sigo pensando que tengo razón)