miércoles, 11 de febrero de 2009

The curious case of Benjamin Button

Por supuesto, no contiene spoilers (¡quiero una palabra en castellano para spoiler ya! ¿Alguna sugerencia?)

La vi, en el estreno. Brad Pitt es un pedazo de actor allende su físico. David Fincher, le pese a quien le pese, un genio de la imagen, a la altura de Gondry. La mezcla no defrauda, pero deja un regusto pobre. Regomello.

Y es que 2:40 de metraje es mucho metraje. La estupefacción del principio ante las arrugas de la criatura Gollum se pasa ràpido, y solo más adelante se añade un poco de emoción con la aparición de la señorita eternamente joven Blanchett.

Conclusión: Dura más que un traje de pana, y pocos efectos para toda la fama que tuvo. A mí la idea no me pareció tan original. Un 6.


The curious case of Benjamin Button (David Fincher, 2008)

6 comentarios:

Ignacio García Fenoll dijo...

Inauguro mis opiniones y mi seguimiento de cerca, casi de puntillas a talones, que le voy a hacer desde ahora a su blog.

Nunca me atrajo la ciencia ficción, al menos cuando no responde a algo mínimamente creíble. En cualquier caso, el solo gusto de ver a Brad quizás me haga descargármela :D

Todos los besos de las rojas azoteas.

Lori dijo...

Cuando fui a ver la peli no tenía ni idea de su duración;no fue hasta que encendieron las luces y escuché a la gente quejarse de sus dolores que no pregunté cuánto había durado.Ni me había dado cuenta de lo larguísima que había sido.Me fascinó...Por supuesto Brad Pitt se sale y la historia es bellísima.Que puede mejorarse,¡por supuesto!Es un cuento entrañable.

Versión09 dijo...

A mí me pesa!! el Club de la Lucha sucks!!!

Gollum Y Cate Blanchett siempre en el mismo párrafo.

Cinta dijo...

spiler viene a ser lo mismo q algo no ambiguo! no sé, en critica, algo falto de sustancia,no?

mis4ratos dijo...

spoilers no tiene traducción, en castellano diríamos "lee tranquilo q no te voy a joder la peli"
o algo así...

Anónimo dijo...

Spoiler si tiene traduccion, lo que pasa es q no siempre se ajustas a los temas, como sucede en este caso. Para algunos españoles es mas "guay" hablr con anglicismo, que hablar claro!