jueves, 15 de enero de 2009

Full of life

El vivir no admite bromas.
Has de vivir con toda seriedad,
como una ardilla, por ejemplo;
es decir, sin esperar nada fuera y más allá del vivir;
es decir, toda tu tarea se resume en una palabra:
Vivir.

Has de tomar en serio el vivir.
Es decir, hasta tal punto y de tal manera
que aun teniendo los brazos atados a la espalda,
y la espalda pegada al paredón,
o bien llevando grandes gafas
y luciendo bata blanca en un laboratorio,
has de saber morir por los hombres.
Y además por hombres que quizás nunca viste,
y además sin que nadie te obligue a hacerlo,
y además sabiendo que la cosa más real y bella es
Vivir.


Nazim Himket

3 comentarios:

mis4ratos dijo...

eso de morir por gente q no conoces no lo llego a entender....

PaDi dijo...

bello, sí señor!!

Malu dijo...

Hoy era el día... Como no tengo encima cosas, aquí haciendo paginitas que luego no uso. Todo se verá.